Comprometidos con tu belleza.

Láser Lipolítico

¿Qué es el láser lipolítico?.

Es un proceso estético muy famoso en Europa y América, ya que permite la eliminación de grasa corporal sin la necesidad de hacer complicadas cirugías, padecer efectos secundarios o pasar largas jornadas de recuperación.

Consiste en la colocación de una especie de diodo de baja potencia en el área que se desea tratar, el cual genera la estimulación total de las membranas de las células facilitando su posterior eliminación de manera natural por el organismo.

Como el láser lipolítico se trata de un proceso sencillo no-invasivo, este se puede programar como una cita común en la estética o algún spa que tenga el equipo necesario disponible. El tratamiento se puede dividir en varias sesiones o hacer una sesión de prueba dependiendo de los resultados que se quieran conseguir.

La técnica del láser lipolítico puede ser aplicada en la mayoría de las partes del cuerpo donde exista grasa localizada y es ideal para combinar con otras técnicas de eliminación de grasa, masajes o terapias de relajación.

A pesar de ser un proceso de reducción de grasa posee diferentes tipos de beneficios adicionales como el mejoramiento de la circulación, la disminución de las toxinas y líquidos.

Para poder ver los máximos resultados del láser lipolítico se recomiendan realizar de 8 a 12 tratamientos. Estas sesiones deben llevarse a cabo una vez por semana, en intervalos regulares.

Un 95% de las personas que reciben el tratamiento del láser lipolítico afirman que observaron resultados en las primeras sesiones. En un tratamiento óptimo se pueden llegar a perder de 8 a 10 centímetros de grasa localizada.

¿Qué resultados permite conseguir el láser lipolítico?

Aunque la pérdida de centímetros ya es evidente desde la primera sesión, es conveniente realizar un mínimo de ocho sesiones para estabilizar los resultados.

Además de promover el adelgazamiento y garantizar que se pierdan centímetros donde realmente se necesita, el tratamiento del láser lipolítico reduce visiblemente las estrías y es un método igualmente idóneo para combatir la celulitis. Asimismo, ofrece beneficios adicionales a nivel de tonificación, mejora de la circulación y eliminación de toxinas.

Si bien no es necesario cambiar drásticamente de hábitos en lo que respecta a la dieta y el ejercicio físico, conviene tener en cuenta que siempre se conseguirán mejores resultados siguiendo unas pautas saludables: beber abundante agua para favorecer la eliminación de líquidos, reducir la ingesta de hidratos de carbono, cambiar el sedentarismo por una rutina suave de ejercicio (media hora de paseo), combinar el tratamiento con masajes de drenaje, sesiones de presoterapia, aplicación de productos cosméticos reductores, etc.

También conviene tener en cuenta que si se tiene un problema de sobrepeso, antes que por cualquier tipo de tratamiento estético, primero habrá que apostar por la dieta y el ejercicio, ya que no hay técnicas milagrosas y tratamientos como el láser lipolítico están especialmente indicados para casos de grasa acumulada en zonas difíciles.

Antes de comenzar cualquier tratamiento médico-estético, consulta a nuestros especialistas y te aconsejaremos la opción más adecuada a tus necesidades.